Image default

Ana Rosenfeld habló de la relación de Wanda Nara y Mauro Icardi

La abogada de Wanda Nara rompió el silencio y habló de la relación de la pareja más mediática del momento:”Hay un 80% de probabilidad que terminen juntos”

Ana Rosenfeld es la abogada que se encuentra mediando en la separación de Wanda Nara y Mauro Icardi. En las últimas horas la abogada litigante habló de la actual relación que hay entre la pareja mediática. En el programa “A la Tarde” conducido por Karina Mazzocco, la abogada y ex angelita dio datos reveladores: “Por los años que vivieron juntos y por la hermosa familia que formaron, espero que vuelvan a estar. Las probabilidades de que vuelvan creo que son un 80%. En mi opinión personal”.

La abogada que es “el terror de los maridos” no se guardó nada y habló del pedido del futbolista sobre la tenencia de sus hijas Francesca e Isabella. “El diálogo con Mauro Icardi no está cortado y sigo bregando para que todo esto se pueda resolver de la manera más pacífica. Dijeron que quería tener la tenencia de sus chicas y no me consta”.

Ana Rosenfeld contó lo bueno y lo malo de ser la abogada de Wanda Nara
ANA ROSENFELD Y WANDA NARA

Los detalles de la separación Nara Icardi

Ana Rosenfeld reveló algunos detalles de la separación que firmo Wanda Nara.“Mi relación con Mauro sigue siendo la misma de siempre y me encantaría por los años que vivieron juntos y por la hermosa familia que formaron, que vuelvan a estar. Wanda en el mes de octubre del año pasado, delante mío, firmó su separación personal y la envió a Italia, que es el juez competente y con eso les disipo todas las dudas”, agregó la abogada.

“Acá entramos en derecho internacional. Hablo de Wanda como de cualquier mujer que vive en un país diferente a donde está viviendo su marido, que fije su domicilio acá, su centro de vida acá y si, por ejemplo, empiezan el colegio y tienen actividades extracurriculares acá”.

Antes de finalizar, la abogada agregó: “Medicina prepaga y tienen un techo, podría mudarse el centro de vida a la Argentina. En principio, dadas las circunstancias jurídicas, el centro jurídico siendo Italia. Por lo tanto, Estambul no tendrían ningún tipo de injerencia sobre el destino de las menores”.