Image default

Camionero manejaba alcoholizado, atropelló y mató a una nena de 2 años

Ariel Rocha Rodríguez (37) quedó acusado de homicidio simple con dolo eventual y del mismo delito en grado de tentativa reiterado. La pena en expectativa podría ir de 8 a 25 años

Ariel Rocha Rodríguez (37), el chofer de camión que manejaba alcoholizado y atropelló a tres personas y mató a una nena 2 años en la localidad bonaerense de Villa Celina, se sentó este lunes frente al fiscal Claudio Fornaro, de la UFI N°1 Departamental La Matanza, para ser indagado y se negó a declarar. Seguirá detenido, acusado de “homicidio simple con dolo eventual”: la pena en expectativa es de 8 a 25 años de prisión.

Además, el fiscal Fornaro le endilgó el mismo delito pero en grado de tentativa por las lesiones que sufrieron el abuelo de la nena muerta y un empleado de un lavadero que resultó lastimado aunque no de gravedad.

El trágico hecho se produjo este sábado a las 13.44 en Avenida Roosevelt y Calle 9, cuando la familia compuesta por Rubén Medina (65), su hija Dalma (25) y su nieta, Génesis (2) se disponía a cruzar la calzada principal. En ese momento, el conductor del camión marca Ford 1400, que circulaba con 1,51 gramos de alcohol por litro de sangre, es decir, tres veces más de lo permitido,se los llevó por delante.

La secuencia quedó registrada por una cámara de seguridad de la cuadra. En las imágenes se ve cómo el chofer perdió el control, se subió a la vereda y derribó una columna de alumbrado público que, al caer, impactó sobre el hombre, que llevaba a la niña en sus hombros, la mujer y el empleado de un lavadero de 22 años, a quien luego identificaron como Nicolás Fernández.

ras el impacto, el camión siguió su marcha arrollando distintos carteles y objetos que se encontraban en su camino. Los lesionados fueron trasladadas de urgencia a un sanatorio privado de Villa Madero. Allí, un equipo médico trató de asistir a la niña de dos años, pero Génesis falleció debido a los múltiples traumatismos.

Según supo Infobae, de momento, el único de los heridos que se encuentra en estado grave es el abuelo de la nena, Rubén. Como se ve en el video, no solo recibió el golpe del poste de luz sino que, segundos después, el camión le pasó por encima.

El fiscal del caso, entre otras medidas, dispuso el secuestro del camión para ser peritado. Según supo Infobae, el vehículo estaba asegurado y el chofer no tenía antecedentes penales.

De acuerdo al relato de varios testigos, luego del choque, la ambulancia no llegó para asistir a los Medina, que debieron salir a buscar atención en un remís. Allí se acercaron a un centro de salud cercano, pero les dijeron que no tenían insumos y los derivaron a otro hospital ubicado a dos kilómetros.

La noche del sábado, vecinos de la zona se manifestaron en la puerta del destacamento policial para exigir que el conductor continuara preso y que el municipio tomara cartas en el asunto para la instalación de un semáforo en el lugar de la tragedia. “Mi hermana físicamente está bien, pero está destrozada. Toda la familia quedó destrozada por esto”, contó uno de los hermanos de Dalma, en declaraciones a TN.

Según el hombre, Génesis era la primera nieta de la familia Medina. El sábado a la mañana había ido al pediatra con la abuela paterna “y los controles estaban perfectos”. Luego, fueron a almorzar en la casa de su tío, ubicada a un par de cuadras del lugar del accidente. Después, Rubén, Génesis y Dalma salieron rumbo al quiosco donde trabajaba la mujer, era un negocio que pertenecía a una prima de la familia.

“Le di un beso, la saludé como siempre y a la media hora me llamaron para contarme esto”, lamentó el tío.