Image default

Efecto Milman y la teoría del beneficio para Patricia Bullrich

El ala dura del PRO cree que la acusación de CFK ubica a la referente macrista en el centro de un ring polarizado, en desmedro de Rodríguez Larreta. Rosca a la encuesta del 28%.

A Patricia Bullrich no le falta presencia en medios de comunicación ni centralidad en muchas de las discusiones que da la oposición, pero, aun así, en el team halcón creen que la acusación que lanzó Cristina Fernández contra Gerardo Milman, a quien vinculó con el intento de magnicidio, le permite a la presidenta del PRO sacar provecho electoral de esa polarización, eclipsando a su principal rival interno, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta

“Ojalá me hubiera nombrado a mí, está claro cuál es el escenario electoral en 2023”, ironizó ante Letra P una fuente relevante del sector halcón, en referencia al vínculo que hizo la vicepresidenta entre el diputado mano derecha de Bullrich y la agresión de Sabag Montiel el 1 de septiembre en la puerta del departamento de CFK en Recoleta. Si bien la frase hace referencia a que la acusación pone a Milman en una vidriera nacional envidiable, también se refiere a que todo el sector saca cierto provecho electoral que no buscaron, con una acusación que -a su juicio- resulta inverosímil. 

Sobre la recusación a la jueza federal que sigue la causa, María Eugenia Capuchetti, y las denuncias contra Milman, ni los integrantes del equipo de Bullrich, ni socios de esta en el ala dura le dan crédito. Estiman que la vicepresidenta tomó la iniciativa “por una especulación político electoral”, de la que ellos también se ven beneficiados. 

Esta vertiente del PRO referenciada en el expresidente Mauricio Macri y que también tiene a Bullrich en el centro de la escena, destaca una encuesta privada que mandó a hacer hace sólo dos semanas De acuerdo a un estudio a nivel nacional de Tres Punto Zero, Propuesta Republicana obtendría el 39% de los votos en una elección presidencial, el peronismo sacaría 32% y los espacios de ultraderecha se quedarían con 20%, pero, de a total que obtendría el partido amarillo, Bullrich y Macri aportarían la mayor cantidad de votos, el 28%.

Los números entusiasman a la tropa bonaerense que pelea contra los moderados, distrito en el que Diego Santilli es el candidato de Larreta para la gobernación. 

De ahí, que el bullrichismo en construcción intente imponer su estrategia “I”, en contraste con la “Y” que pretende el larretismo, para así pelear en internas en todos los niveles, nacional, gobernaciones y en el caso bonaerense, en las 135 intendencias.

Si este escenario se hace realidad, saben que están en desventaja, por el despliegue territorial y los respaldos que tiene Larreta, pero creen que pueden equilibrar si, finalmente, el presidente del bloque PRO en la Cámara de Diputados, Cristian Ritondo, decide respaldar abiertamente la campaña de Bullrich. “Nos dijo que lo va a terminar de definir en febrero, pero esperamos que lo haga antes, para febrero falta una eternidad”, apuntó una fuente del ala dura. 

La acusación de CFK a Milman pone a Bullrich en el centro de la escena y la ubica en el extremo derecho de la polarización. Ese, según los halcones, es el mejor negocio en una elección que podría transformarse en un mano a mano y con una derecha ultra como la de Javier Milei pudiéndose convertir en árbitro en un eventual balotaje.

Por Pablo Lapuente – Letra P