Image default

El cierre de los “midterms”: la “democracia en riesgo” de Biden y el “país tercermundista” de Trump

Con Joe Biden desde Maryland y Donald Trump encabezando un acto en Ohio, culminó el tiempo de coaptar votos para los comicios de medio término. A pesar de que se rumoreaba que Trump iba a anunciar su reelección presidencial, el exmandatario solo anticipó un “anuncio muy grande” para el 15 de noviembre.

La cuenta regresiva de cara a las elecciones de medio término en Estados Unidos finalizó. Tras semanas de campaña, llegó el momento de los cierres antes de que los ciudadanos acudan a los centros de votación este martes a decidir el futuro del Congreso y de la gobernabilidad que marcarán los próximos años.

A lo largo de los días, fuertes contendientes –demócratas y republicanos- salieron a pujar por el favor de la gente en los comicios “más importantes en décadas”, según calificó el presidente Joe Biden.

Desde apariciones del expresidente Barack Obama hasta actos de Donald Trump, quien realizó un cierre en Ohio, y una agenda muy activa del actual mandatario estadounidense con final en Maryland, todos salieron a apoyar candidatos y llamar electores en las distintas circunscripciones del vasto territorio.

La Casa Blanca avisó que el conteo de las legislativas podría extenderse durante días, demorando la espera para saber los vencedores. Así lo ratificó la portavoz presidencial, Karine Jean-Pierre en rueda de prensa en la tarde del lunes.

“Puede que no sepamos quiénes son los ganadores durante algunos días. Toma tiempo contar todas las paletas de una manera ordenada”, detalló. En Estados Unidos no hay un ente central que se encargue del recuento y queda a cargo de cada Estado.

La vocera también recalcó que Biden se encolumnará por detrás de los resultados, sea cual fuere, y no dio certezas sobre si comparecerá con los medios terminada la jornada de votación.

Trump: un anuncio sin anuncio

El expresidente de Estados Unidos montó el final del ciclo en Ohio, donde dio un fuerte discurso contra la actual administración, a quien acusó de convertir el país en “tercermundista”, y elogió aspectos de su mandato, en otra señal que alimenta un posible lanzamiento para 2024.

De hecho, al final de su alocución advirtió que hará “un gran anuncio el martes 15 de noviembre”. “No queremos que nada nos distraiga de la importancia de mañana”, señaló el antiguo mandatario antes de pasar a recordar los nombres de todos los candidatos republicanos que se votan en estos comicios.

Ante estas palabras, el público aplaudió como si ya hubiera declarado que se volverá a presentar a las elecciones presidenciales.

Trump apuntó fuertemente contra Joe Biden y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticando la gestión demócrata en el “momento más peligroso de la historia”. Para evitar que la nación siga “destruyéndose” y para “salvar el sueño americano” instó a la gente a formar una “gran ola roja” en la votación del martes.

El “Señor Presidente”, como lo llamaron los candidatos durante el acto, aprovechó el discurso de cierre de campaña para volver a insistir en que hubo fraude en las pasadas elecciones. “Me presenté dos veces y gané dos veces”, recalcó.

En tanto que también enumeró las propuestas conservadoras que representa, tales como el control migratorio, la instauración de la pena de muerte para los traficantes de droga y de personas, reforzar la cantidad de policías para que “América sea segura de nuevo”.

Biden cerró en Maryland y alertó por una “democracia en riesgo”

El jefe de Estado culminó la campaña demócrata en la Universidad Estatal de Bowie, donde avisó que un mal resultado en las intermedias del martes podría disminuir la fortaleza de las instituciones democráticas del país.

“Enfrentamos un punto de inflexión, sabemos que nuestra democracia está en riesgo y que este es su momento de defenderla”, enfatizó el mandatario en una muestra de la tensión que enmarcan las polarizadas elecciones de medio término.

Más allá de las frases, la preocupación de Biden es genuina: los republicanos podrían ganar el control de una o ambas cámaras del Congreso, actualmente bajo el mando demócrata por exigua mayoría y eso complicaría su margen de gobernabilidad en los dos años que le restan de mandato.

Perder las cámaras pondrían en jaque a las propuestas demócratas, como la defensa al aborto, el control de armas, entre otros; investigaciones federales o entorpecería las designaciones de funcionarios.

La alta inflación, promesas incumplidas, el flujo migratorio y la constante ayuda económica a Ucrania han puesto su gestión bajo el foco de críticas republicanas. Con un encarecimiento en el costo de vida, la ciudadanía también ve de reojo este lapso de Biden en el poder.

Elon Musk instó a votar republicanos con el discurso del “poder compartido”

El magnate llamó a los ciudadanos a optar por un Congreso republicano para formar un contrapeso al poder demócrata y lograr un escenario más equilibrado.

“El poder compartido frena los peores excesos de ambos partidos, por lo que recomiendo votar por un Congreso republicano, dado que la Presidencia es demócrata”, escribió en Twitter el nuevo dueño de la compañía.

Musk, un crítico de la administración de Biden, agregó que las elecciones de medio término está en mano de los votantes independientes, dado que los fanáticos de ambos lados de la grieta nunca elegirán candidatos contrarios.

En estos dos años, el multimillonario se opuso públicamente a las propuestas demócratas sobre gravar a los personajes de mayor poder adquisitivo como él y a dar más incentivos fiscales a los vehículos eléctricos fabricados por sindicatos.

Fuente: France24