Image default

Empresas brasileñas, a un paso de controlar la mayoría del mercado de faena en Uruguay

Si se concreta la compra de BPU Meat por parte de Minerva, las compañías de Brasil tendrán el 51% de la faena nacional de bovinos.

La brasilera Minerva avanza firme en el proceso de compra del frigorífico Breeders & Packers Uruguay (BPU) que hasta ahora estaba en manos de la japonesa NH Foods, una compra que, de concretarse, dará a las empresas brasileñas el control del 51% del mercado de faena de bovinos de Uruguay.

Minerva S.A., al sumar a BPU a sus operaciones, se quedaría con el 24,6% de la faena, donde la participación sobre el total nacional de bovinos actualmente asciende a 18,3%. Desglosado por unidades productivas, Canelones representa un 6,7%, PUL otro 6,3% y Carrasco completa con 5,3%. Ahora, si se le si se le suma BPU Meat con un aporte de 6,3%, la brasileña pasa a tener el 24,6% del total de bovinos faenados.

En esta línea, su competidor de mismo origen, el grupo Marfrig, se lleva el 26,6% del total nacional, dividido entre sus cuatro plantas: Tacuarembó (8,7%), Colonia (6,5%), Cledinor (5,8%) e Inaler (5,6%), según datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

Tras la noticia brindada 48 horas atrás, donde se expuso la oferta realizada por Minerva Foods S.A.en el marco de la adquisición de Uruguay BPU Meat, desde la compañía no han aún tomado una decisión. A través de un comunicado a sus accionistas, Breeders & Packers Uruguay (BPU), que actualmente se rige como subsidiaria consolidada de NH Foods, estableció que la oferta no es vinculante legalmente para la adquisición por parte de Minerva, por lo que se encuentran realizando la debida diligencia.

El gobierno, alerta por la concentración de empresas extranjeras en el agro

La noticia genera cierto estado de alerta ante una inminente concentración del proceso de faena en Uruguay (eslabón clave en el proceso productivo ganadero) en manos de dos grandes empresas extranjeras. En este sentido, Fernando Mattos, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, observó que “es un tema que hay que seguir con atención y estudiarlo” con el objetivo de prevenir “una eventual afectación en la formación de los precios por concentración”.

Desde el sector agrario también manifestaron su preocupación los dirigentes de la Asociación Rural de Uruguay (ARU), Gonzalo Valdés, y de Federación Rural, Martín Uría.

Mientras tanto la faena de bovinos sigue firme, con 2.153.734 cabezas industrializadas en lo que va del año, aunque con un volumen que descendió un 7% interanual, según datos generados por el INAC al 19 de noviembre. Para estas semanas se prevé que la oferta de ganado gordo sea menor que los ganados de campo y los de los corral.