Image default

Habló el hombre atacado a tiros por el novio de su expareja: “Me amenazó de muerte seis veces”

El origen de la violenta discusión tendría que ver con la tenencia de un nene de siete años. El agresor fue detenido y se abrió una causa por “abuso de arma y amenazas agravadas”.

Luego de que las imágenes de un hombre a los tiros en plena calle de Ramos Mejía se hicieran virales, la víctima del ataque, Maxim Seveli, publicó su versión de lo que ocurrió en un largo comentario en las redes sociales.

Según su relato, antes del violento episodio, Seveli había discutido con su expareja por temas vinculados a la tenencia de su hijo de siete años. Minutos después, el actual novio de la mujer y examigo de Maxim, Nicolás Pablo Latanzzi, lo llamó amenazándolo y diciéndole que iba a ir a su casa para pelear.

En los 50 kilómetros que separan Moreno, donde vive Latanzzi, de Ramos Mejía, donde vive Seveli, el hombre lo habría llamado seis veces. “En todas las llamadas me amenazó, diciéndome que me iba a matar. En la última llamada, me dice que se encuentra cerca de mi casa y que me prepare porque me iba a matar”, escribió.

Seveli dijo que esperó a Latanzzi en la puerta de su casa y que, tras una breve discusión, el hombre “volvió corriendo a la camioneta y agarró un arma”.

“En ese momento forcejeamos, y no solo me apunta a mí, sino que a mi papá también”, dijo Seveli. Latanzzi logró zafarse y en ese momento realizó los disparos.

“Disparó al menos tres veces: al aire, al suelo y a un auto”, contó la víctima.

Tras el episodio, Seveli hizo la denuncia, mientras que el agresor se presentó por su cuenta en la comisaria donde reconoció haber confrontado al ex de su pareja. Además, contó que con Seveli mantenían una amistad, pero cuando el hombre se separó de su esposa, él comenzó a salir con ella.

Latanzzi quedó imputado bajo el cargo de “abuso de arma y amenazas agravadas” en la comisaría segunda de La Matanza, donde investigan si poseía portación. La fiscalía que intervino ordenó la aprehensión de Latanzzi. Asimismo, peritos trabajaron en el lugar. Además se inacutó el Jeep para ser requisado, y se solicitó un informe médico de ambos involucrados, a la vez que se les tomó declaración a testigos y se hizo un relevamiento de cámaras privadas y municipales.

Este tipo es un violento y no puede quedar libre por lo que hizo. Mucho menos convivir con mi hijo”, dijo Seveli, según el cual su examigo “no tenía el arma registrada”.

Fuente: TN