Image default
Deportes

Alejandro Fantino y la historia oculta de la entrevista exclusiva con Lionel Scaloni

En diálogo con Fernanda Iglesias, el conductor dio detalles de cómo se dio el reportaje con el director técnico de la Selección Argentina

Al día siguiente de una noche agitada -después de su debut en Intratables y la comentada entrevista a Lionel Scaloni-, Alejandro Fantino se hizo un tiempo para reflexionar sobre todo lo ocurrido y habló en una entrevista con Esto no es Hollywood, el programa de Fernanda Iglesias en Mucha Radio.

“No están acostumbrados en el mundo del deporte a que se le entregue al técnico argentino un casco espartano y una espada”, arrancó entre risas Fantino, haciendo referencia a la escena que se vio anoche con Scaloni, en la pantalla de ESPN. “El fútbol hace ya mucho tiempo que no es sólo un deporte. El condimento del espectáculo fue cada vez más grande, incluso los juegos, las plays y todo eso lo han llevado a algo netamente espectacular; entonces el fútbol es todo al mismo tiempo. Y yo le intenté agregar épica, que es lo que había perdido. Y la gente se empezó a enganchar con la Scaloneta y empezó a hablar de Leónidas, el pujatense… Esa analogía estuvo buena, me divirtió”, explicó.

Fantino contó que el casco que le puso a Scaloni lo trajo de Grecia. “Tengo siete samuráis de plomo, chiquititos, que me hice traer de Tokio porque me encanta el arte japonés. Y ese casco lo traje de Grecia. Es una copia del casco de Leónidas, de la película 300. Las espadas son también copias de las espadas reales. Pesan 400 y pico de gramos, tienen un filo que pasás el dedo y te cortan. Le regalé una espada a Scaloni y se la llevó en el auto”, confesó. Luego, el conductor contó de dónde viene su pasión por la historia. “Yo veía de chico, en San Vicente, una serie en ATC que se llamaba Erase una vez el hombre, donde pasaban por diferentes etapas de la Humanidad y creo que eso fue lo que me hizo conectar. Viene por ahí mi conexión con todo lo histórico. El tema es cómo lo llevás a la tele. Tenés que hacer la locura que hice yo anoche. Y la gente lo banca, le gusta, no se quiere quedar con la sacralidad del periodismo deportivo típico que no juega a esas cosas”.

Luego sorprendió al relatar cómo consiguió la nota que todos buscaban con el técnico campeón. “Yo estaba en mi casa, almorzando con mi novia y me apareció un llamado de un 0034. Digo: ‘¿quién carajo es?’ Era un teléfono de España y yo no atendí porque estaba almorzando. Entonces me pone un mensaje: ‘Atendeme boludo, soy el pujatense’. Lo atiendo y me dice: ‘Che, Ale, ¿querés que hagamos algo? Te debo una visita’. Y ahí arreglamos”.

Según contó Fantino, había quedado pendiente una nota cuando Scaloni comenzó a trabajar con la Selección. “Esa noche iba a venir y esa noche voló todo por el aire en el canal por un informe sangriento contra la AFA. Entonces le dije: ‘Mirá, no vengas porque es para quilombo, te va a traer problemas a vos. Y listo. Yo sabía que le iba a ir bien, porque el fútbol te lo quieren presentar como una ciencia astronómica, pero es muy simple. Lo que pasa es que si el periodismo deportivo te muestra la realidad, o la gente se da cuenta que esto es más simple de lo que se pinta, se pierde la magia y se pierde el ‘me necesitan a mí para analizar fútbol’. Ya se veía que este equipo jugaba bien”.

Sin embargo, Fantino evitó cargar contra el Pollo Vignolo que estuvo en las antípodas de su pensamiento, con un discurso muy crítico contra el equipo de Lionel Messi. “A Vignolo lo condenan por ese pedacito que dijo, me parece medio injusto que se lo condene sólo por eso, porque no es un tipo crítico de la Selección. Entiendo que tiene seis horas de aire y una palabra mal puesta, un predicado mal armado… Le puede pasar a cualquiera y quedás condenado. Hay que ver el contexto, no lo dijo destructivamente hablando. Yo no estoy para defender a nadie acá, ni tengo relación con Vignolo, pero es injusto que se lo trate así”, dijo muy calmo.

 

Leave a Comment