Image default
Las más leidas Sociales

Brecha educativa, esa zona virtual que crece en Argentina

La tecnología ha llegado a las aulas para quedarse. Hoy en todos los planes educativos, curricula, proyectos, etc. asumimos que las tecnologías de la información y la comunicación  deben insertarse en el mundo educativo a través de su presencia en las escuelas, pero ¿tenemos garantizado la equidad de esto en todas las escuelas? O se creó  nuevas necesidades respecto al acceso a la información.

La brecha digital educativa se asocia en cierta medida con un problema de política pública. Cuando fue la crisis del 29 nadie planeo que una de las soluciones sería la obsolescencia programada, esto está llegando a los humanos y esto se ve en las escuelas.  Hoy en día la Brecha Digital, en el contexto nacional e internacional, es una prolongación de las desigualdades preexistentes en cada uno de nuestros países y Argentina es un país en que las desigualdades están a la vista.

El uso de la tecnología en las escuelas está realmente desfasado con el uso de la tecnología por los jóvenes fuera de la escuela. Los jóvenes están adquiriendo estas habilidades fuera de la supervisión de los adultos.

   Todos estamos de acuerdo que hay un nuevo paradigma comunicacional y educativo en este siglo XXI, pero ¿estamos todos preparados?, ¿estamos todos en el mismo camino, y nivel de avances en el uso de la tecnología?, ¿cómo juega la obsolescencia programada?, ¿cómo juegan los docentes, alumnos, padres, personas comunes ante este cambio que avanza por momentos descontrolado?  La brecha digital se refiere a la diferenciación o separación producida entre individuos, grupos de individuos, instituciones, sociedades o países en el acceso y uso de las TIC y la escuela con al gestión de sus recursos está en el mundo de hoy que cada día es más desigual. 

A mi juicio, las nuevas formas de aprendizaje con las Nuevas Tecnologías deben ayudar a desentrañar, dilucidar algunas de las variables imprescindibles de enlaces del mundo actual con el aprendizaje educativo para sobrevivir como humanos pensantes que somos; porque  el mundo está cada vez despersonalizado por darle más valor a las herramientas tecnologías que a la propia humanidad y se está perdiendo uno de los valores fundamental de la educación, la socialización primaria, el contacto con el otro. 

La llegada de estos nuevos conocimientos y herramientas en el aprendizaje tienen que ser integrada y es acá donde se tiene hacerse presente el docente, el enseña, guía, interactúa en cuáles serán las ventajas y las desventajas de usar estas nuevas herramientas para hacer del aprendizaje más entretenido y a la vez un conocimiento significativo, científico, cooperativo y colaborativo.

Pero me pregunto ¿no se estará forjando una nueva forma de analfabetismo educativo? ¿No se está fragmentando el aprendizaje y por consiguiente el conocimiento, generando un nuevo tipo de analfabetismo “el tecnológico”? ¿Cuál es la verdadera brecha digital que enfrentamos hoy en día y cómo abordarla desde el ámbito educativo?

 Recordemos que no es la tecnología por la tecnología misma lo que se aprende en la escuela, ella es una herramienta no un fin en sí mismo, la democratización tecnológica debe ser para todos.

En la educación el uso de las tecnologías en el aula incrementa la motivación de los alumnos, lo estamos viendo día a día, en nuestros salones. Pero además permite acceder a información proveniente de fuentes diversas de alta actualidad, un aprendizaje activo, inclusivo y social. 

Los países menos desarrollados, con menos capacidad de popularizar el uso de las tecnologías en la escuela pierden el tren, muchas veces ni siquiera van en el vagón de cola. la penetración de computadores en los hogares no es masiva en los sectores más pobres; y para qué decir Internet, que difícilmente llega a la mitad de los hogares de estudiantes.

 Las TIC se han constituido en una estrategia fundamental para el logro de cambios pedagógicos porque generan redes de conocimiento. El analfabetismo digital es otra manifestación particularmente grave de la exclusión social en los países menos desarrollados, dado que acentúa la brecha intergeneracional y de conocimiento, evitando que los más jóvenes se beneficien de la experiencia y la sabiduría de las generaciones que les precedieron en otros países a todo esto sumémosle la carencia del concepto que es trabajar colaborativamente o cooperativamente y esto se da en educación en muchos docenes que son de este siglo pero con mentalidad del Siglo XX, por lo tanto estas y otros características creo yo, hacen que se esté fragmentando el conocimiento.

La virtualización de los sistemas de educativos y sobre todo de los contenidos educativos dejó entonces en evidencia fragilidades del sistema y acceso a los recursos. La innovación educativa es un rompecabezas de aprendizajes, cada pieza representa una meta para mejorar nuestro mundo, pero la brecha educativa es muy grande, y las TIC e Internet no parecieran ser una solución a ella. Lo único que nos queda a los docentes es tratar por todos los medios no perder el contacto con los alumnos porque la educación es humanidad y con ella la trasmitimos.  

Un tema para otro día ¿Analizamos la brecha institucional?

Bibliografía consultada. 

  • Gros, B. y Contreras, D. (2006). La alfabetización digital y el desarrollo de competencias ciudadanas. Revista Iberoamericana de Educación , 42, 103-125
  • Lugo, M. T. y Kelly, V. (2011). La matriz TIC. Una herramienta para planificar las Tecnologías de la Información y Comunicación en las instituciones educativas. Buenos Aires: IIPE- Unesco

Por Daniela Leiva Seisdedos- Profesora de Historia. Ganadora de Seis premios UBA. Manuales de CDC Tinta Fresca-Alfaomega. Personalidad destacada de la Educación del HCD La Plata. 

 

Leave a Comment