Image default
Interés General

Un nene de 2 años y su vecina de 99 se convirtieron en mejores amigos durante la pandemia

Ambos viven en Minneapolis y fue durante el aislamiento que se conocieron y se volvieron inseparables.

La pandemia por coronavirus cambió rotundamente la vida de los seres humanos que tuvimos que adaptarnos a una nueva normalidad y pasar mucho más tiempo en nuestras viviendas. De esta manera, surgió una tierna historia de amistad entre un nene y una anciana que emociona.

Se trata de un pequeño de dos años y su vecina de 99 que en el marco del aislamiento obligatorio se convirtieron en mejores amigos. Ella, Mary O’Neill, una viuda de Minneapolis, Minnesota, entabló una amistad poco probable con Benjamín Olson, su vecinito, durante la pandemia.

Mary O’Neill, una viuda de Minneapolis, Minnesota, entabló una amistad poco probable con Benjamín Olson, el niño de al lado, durante la pandemia. Foto: Captura de pantalla Youtube KARE11.

Se convirtieron en compañeros de juegos durante la pandemia y aún hoy siguen reuniéndose regularmente en la cerca que separa las viviendas en las que son vecinos.

Un niño de dos años se ha convertido en el mejor amigo de su vecina de 99 años después de meses de cuarentena. Foto: Captura de pantalla Youtube KARE11.

“Durante más de un año, Benjamín no vio a otros niños. No interactuó con nadie excepto con nuestra familia y Mary’’, comentó a Today Parents la mamá, Sarah Olson. “Terminaron formando un vínculo increíblemente fuerte”.

Inicialmente, Mary solo saludaba a Benjamín desde adentro, pero luego comenzó a salir para mantener una relación más cercana con el pequeño niño. Los saludos eventualmente se convirtieron en reuniones en su cerca compartida.

Benjamín Olson visita a diario a su vecina de casi 100 años. Foto: Captura de pantalla Youtube KARE11.

Pero, la amistad entre la anciana y el pequeño Benjamín fue creciendo y la viuda confesó que extrañaba ver a Benjamín cuando el clima les prohibía reunirse afuera. Es que el pequeño ha renovado las energías de la abuela Mary, quien cumplirá 100 años en diciembre.

Es que Mary O’Neill vive sola ya que perdió a su esposo hace 37 años y disfruta de la compañía del niño, ya que sus propios nietos y bisnietos viven fuera del estado de Minneapolis, Minnesota.

Según relató la madre del pequeño, en los meses más cálidos, a Mary Benjamín les gusta sentarse en los escalones y hacer burbujas juntos.

“A veces se levanta, agarra un trozo de arena o una piedra y me lo da como regalo. Me hace sentir bien, él y su hermano pequeño son lo más parecido a los nietos que tengo por aquí”, dijo Mary Today al tiempo que contó que le dio a Benjamín una caja de camiones de juguete que pertenecía a su difunto hijo.

Pero, además, la viuda agregó que extraña ver a Benjamín cuando el clima les prohíbe reunirse afuera, una confesión que movilizó a Sarah: “No sabía que ella lo extrañaba. Estoy tan feliz de que se tengan el uno al otro’’.

Leave a Comment