Image default

La historia de dos amigas que terminó en tragedia por un conductor borracho

Brenda Joubert (22) y Melany Dalmau (21) se conocían del barrio de la escuela secundaria. Matías Martínez (31), con el triple de alcohol de lo permitido, las atropelló a la salida del boliche Tropitango: mató a una y dejó con muerte cerebral a la otra.

Brenda Joubert (22) y Melany Dalmau (21) eran inseparables. Se habían conocido en el barrio y coincidieron en la escuela secundaria. El vínculo entre ambas se fortaleció con el paso de los años, y es por eso que Brenda quiso festejar su cumpleaños con su amiga. Eligieron un lugar que conocían bien: Tropitango, boliche bailable de El Talar. A la salida, ambas fueron embestidas por Matías Leonardo Martínez (31). Brenda murió y Melany tiene muerte cerebral.

El conductor iba a bordo de un Citröen C3 y -confirmaron fuentes del caso a TN– tenía 1,38 gramos de alcohol en sangre. Es decir, el triple de lo permitido. Embistió a Brenda y a Melany cuando caminaban en la madrugada del lunes por Colectora Este de la Panamericana y la calle Defensa. Las chicas, que iban en compañía de dos jóvenes, no tuvieron tiempo de advertir la intempestiva maniobra de Martínez.

Fueron a festejar un cumpleaños y un conductor ebrio las atropelló: una murió y la otra tiene muerte cerebral

En su declaración, el hombre sostuvo que perdió el control y “se le fue” el auto. Tras impactar a las víctimas, escapó del lugar. Apareció tres horas más tarde en la Comisaría 3ª de Pablo Nogués y quedó detenido.

Brenda Joubert murió en el acto. Era hincha de River y muy apegada a sus padres, Martín y Érica; a su hermano menor, Rodrigo. Y a Melany, claro. “Llevaban una vida juntas”, dice una joven que conocía a ambas.

En la Escuela Secundaria N°13 “Jorge Luis Borges” de Grand Bourg, donde la joven había egresado como abanderada en 2018, expresaron su pesar y reclamaron Justicia. “Nuestros chicos tienen derecho a salir a divertirse y regresar con vida a sus hogares. Exigimos al Poder Judicial aplique todo el peso de la ley a quien, alcoholizado, las atropelló y las abandonó”, señaló el centro educativo a través de un comunicado.

María, la abuela de Brenda, reclamó justicia y exigió que el asesino “se muera en la cárcel”. “¿Y ahora qué vamos a hacer? ¿Quién nos da una respuesta? Basta de matar jóvenes, pedimos que cambien las leyes. ¿Qué hago ahora sin mi primera nieta?”, lamentó en diálogo con Telenoche.

Melany Dalmau fue trasladada de urgencia al hospital de Pablo Nogués y su familia confirmó que tiene muerte cerebral. “Están esperando a que ella se despida, que deje de latir su corazón”, dijo Evelin, su hermana, en medio de muestras de un profundo dolor en la familia.

La joven despidió a Brenda con un posteo en Facebook. “Que en paz descanses, preciosa. No merecías este final. Nadie lo merece. No tiene que haber irresponsables al volante destrozando familias, llevándose la vida de una chica que salió a divertirse para festejar su cumpleaños. Mandale fuerzas a mi hermana desde donde estés”, expresó.

Melany estudiaba la carrera de abogacía en la Universidad Nacional de José C. Paz y se desempeñaba como consejera escolar del Frente de Todos en el partido de Malvinas Argentinas. También formaba parte del Consejo de Juventud de ese municipio y era hincha de Boca.

La imputación se agravará a doble homicidio

Tras su declaración ante la fiscal María Virginia Toso, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Don Torcuato, el conductor quedó detenido por los delitos de homicidio con dolo eventual y homicidio en grado de tentativa con dolo eventual. Ante la consulta de TN, fuentes con llegada al expediente indicaron que la imputación se agravará a “doble homicidio” cuando se confirme la muerte de Dalmau.

La investigación quedó finalmente en manos de Karina Bianchi, de la Fiscalía de El Talar, que por estas horas intenta obtener la mayor cantidad de pruebas que permitan esclarecer el hecho, como ser el análisis de las cámaras de seguridad y la declaración de más testigos, entre otras.

Los jóvenes que caminaban en compañía de las víctimas en el momento del accidente declararon que Martínez venía muy rápido, y que cuando se dieron cuenta del brusco movimiento del auto ya lo tenían encima.

Fuente: TN