Image default

Lula da Silva llegó a Argentina con su esposa “Janja”, clave en su resurgimiento político

Fue el principal sostén del mandatario en su investidura presidencial del 1 de enero. Esta vez le toca acompañar a su marido a su primera gira, que lo llevará por Argentina y Uruguay.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silvia, inició este domingo en Argentina su primera gira oficial al extranjero desde que asumió el poder el 1 de enero. Y llegó al Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires acompañado de su primera dama, la socióloga y magíster Rosangela “Janja” da Silva, con quien se casó hace apenas siete meses.

Janja, feminista y militante del Partido de los Trabajadores, pasó 2022 acompañando a su flamante esposo en su atareada agenda que incluyó actos en todo el país, viajes internacionales, reuniones con empresarios o conferencias de prensa y fue su principal sostén en la asunción presidencial del 1 de enero de 2023. Esta vez le toca acompañar a su marido a su primera gira, que lo llevará por Argentina y Uruguay.

Su militancia viene desde el origen del partido de izquierda cofundado por Lula (1980), con quien estrechó lazos durante su tiempo en prisión a causa de la megacausa Lava Jato. “Lula está enamorado y su primer proyecto al salir de prisión es casarse”, reveló uno de sus allegados en aquel entonces. 

Con su actitud distendida y alegre, Janja movilizó a los artistas para jingles de campaña, encuentros con Lula y mantuvo su agenda pública actualizada, articulando con la militancia negra, feminista y LGBTQIA+.

La socióloga de 56 años, que apunta a “resignificar el rol de la primera dama”, ganó protagonismo en una campaña electoral en la que las parejas de los principales candidatos tuvieron una preponderancia inédita. 

Rosangela
Rosangela

De la militancia y la vigilia en prisión al casamiento con Lula

Rosangela da Silva nació en la frontera de los estados Santa Catarina y Paraná, en el sur de Brasil. Estudió Sociología en la Universidad Federal de Paraná y trabajó durante  casi veinte años para la empresa de energía Itaipú Binacional en Curitiba, la capital de ese estado.

Afiliada desde 1983 al Partido de los Trabajadores (PT) cofundado por Lula, se define a sí misma como una auténtica “petista con carné”.

Rosangela

Si bien iniciaron su relación a fines de 2017, durante un evento que reunió a activistas y artistas de izquierda, el romance se mantuvo en secreto hasta mayo de 2019, luego de que un allegado del expresidente revelara que “estaba enamorado” tras visitarlo en la cárcel, donde ya llevaba más de un año tras ser condenado por corrupción en el caso Lava Jato, según el biógrafo del exmandatario Fernando Morais.

En tanto, Lula fue liberado de la cárcel de Curitiba en noviembre de 2019, tras un cambio de jurisprudencia sobre el cumplimiento de penas. A la salida lo esperaban familiares, dirigentes del PT y Rosangela, la mujer de pelo castaño con quien se dio un beso que sorprendió a la multitud.

En tanto, el 18 de mayo de 2022 se casaron en San Pablo frente a 200 invitados.

Janja, el “amuleto” de Lula da Silva

Rosangela

Desde que Lula obtuvo la anulación de sus condenas y quedó habilitado para disputar la elección, Rosangela pasó a acompañarlo en la mayoría de sus compromisos, incluidos sus viajes a Europa y México

En el lanzamiento de su candidatura este año, le dedicó públicamente su “regalo de bodas”: una reedición del célebre jingle electoral de Lula de 1989, regrabado por
varios artistas para la actual campaña.

Quien podría convertirse en “primera compañera” del presidente de Brasil, no da entrevistas a la prensa y poco se conoce de su vida personal previo a Lula. Sin embargo, su protagonismo reciente y el leve repunte de la intención de voto del líder del PT le valió el mote de “amuleto de Lula”.

“Quiero dar un nuevo significado al concepto de primera dama o ‘primera compañera’, enfocándome en temas prioritarios para las mujeres, como la inseguridad alimentaria o la violencia doméstica”, dijo Janja durante un acto en Rio de Janeiro a fines de agosto.

Rosangela

Por su lado, Lula la definió como una persona “muy politizada, tiene una buena cabeza política y es muy feminista”. Además, aseguró que es dueña de su “propio pensamiento” y que tendrá “la libertad de pensar lo que quiere hacer” si él gana la presidencia.

Lula, quien asegura estar enamorado de su tercera esposa “como si tuviera 20 años”, se casó en 1969 con Maria de Lourdes da Silva, que murió dos años después por una hepatitis, y en 1974 lo hizo con Marisa Leticia, fallecida en 2017 de un ACV, con quien tuvo cuatro hijos.

“Cuando pierdes a tu mujer y piensas que la vida no tiene más sentido, que todo acabó, aparece una persona que empieza a darle sentido nuevamente”, dijo Lula este año a la revista Time