Misiones Para Todos

Macri rechaza la fusión del PRO con La Libertad Avanza y le pone condiciones a la alianza con el Gobierno

El expresidente incumplirá el pacto de designar a Patricia Bullrich en la presidencia de la asamblea legislativa. Además, se desligó de la gestión de Javier Milei al exigirle que respete los fallos de la Corte Suprema por las deudas de coparticipación que la Nación tiene con la Ciudad de Buenos Aires.

Mauricio Macri asistirá a una cena esta noche con todos los miembros de la asamblea del PRO y le marcará la cancha a Javier Milei y a Patricia Bullrich. En realidad, va a romper públicamente con el PRO.

Su reaparición en el evento, que se realizará en un hotel en la zona del Abasto, tendrá como finalidad desplazar a Bullrich del PRO, no va a cumplir con el pacto de que le daría la presidencia de la asamblea legislativa. En su lugar, quedará como presidente el diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Martín Yeza.

Además, Mauricio Macri va a proponer una alianza con Javier Milei, no una fusión, como lo había asegurado el Presidente.

Por otro lado, Macri recurrió a Twitter para pedirle al Gobierno que cumpla con el fallo sobre la coparticipación que favorece a la Ciudad de Buenos Aires. “El sacrificio que están haciendo todos los argentinos requiere de un gobierno ejemplar, que cumpla la ley de la misma manera que la exige”, escribió el expresidente en sus redes sociales.

“Desde antes de ser gobierno apoyamos al actual presidente. Sabíamos que se enfrentaría a una situación económica y social explosiva, y sin ninguna condición ni especulación lo acompañamos en sus iniciativas, especialmente en la materialización de la estratégica Ley Bases”, resaltó en al principio de su mensaje. “Hay una condición anterior aún más importante que crear nuevas leyes, y es cumplir con las existentes, en especial, cumplir con los fallos irrevocables dictados por la Corte Suprema”, insistió.

“Ese es el caso de la deuda de coparticipación que la Nación mantiene con la Ciudad de Buenos Aires. No tengo dudas de que cumplir los fallos es la voluntad del presidente, porque todos sabemos que sin instituciones (y no hay instituciones si no se cumplen las reglas), no habrá justicia, ni progreso, ni crecimiento, ni bienestar, ni inversiones”, reforzó.

Con la intención de desligarse de la gestión, aunque sin dejar de acompañar al Gobierno, concluyó: “El sacrificio que están haciendo todos los argentinos requiere de un gobierno ejemplar, que cumpla la ley de la misma manera que la exige. Vamos en el camino correcto, no podemos desviarnos”.

La manifestación de Macri podría interpretarse como un intento por ponerle límites a Javier Milei, o como una declaración para marcar la diferencia, pero no es la primera incidencia. Hace dos días, la Fundación Pensar, presidida por la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, publicó un informe donde analizó el primer semestre del Gobierno y cuestionó el rumbo de las medidas: “Los meses transcurridos desde la asunción del presidente nos plantean más interrogantes que certezas”, señaló.

El documento lleva la firma de Macri y evalúa los avances de la gestión en términos económicos, sociales y políticos. “¿La sociedad seguirá apoyando? Hasta este punto, la esperanza sigue siendo mayoritaria. Por otro lado, ¿es viable el proceso de cambio profundo iniciado teniendo en cuenta el grado de conflictividad social y la debilidad legislativa del Gobierno?”, cuestionó el texto.

Por Marcelo Bonelli-TN