Marcelo Corazza podría volver a la cárcel por un giro inesperado en la investigación

El ex ganador de Gran Hermano Marcelo Corazza continúa ligado a la causa por corrupción de menores. Su situación judicial se podría complicar en las próximas horas.

El ex ganador y productor de Gran Hermano, Marcelo Corazza, podría volver a ser detenido mientras avanza la investigación por corrupción de menores en la que está involucrado.

El juez Javier Sánchez Sarmiento rechazó el pedido de prescripción y nulidad que había presentado la defensa del imputado, implicado en un presunto caso de abuso sexual ocurrido en 2001.

El fiscal Patricio Lugones apeló la excarcelación de Corazza, y pidió además que sea investigado por su supuesta relación con una red integrada por varias personas a la que se les atribuye reclutar menores de edad en situación de vulnerabilidad, con el fin de someterlos a actos o explotación sexual sin su consentimiento, ya fuera por intercambio de dinero o por satisfacción personal o de otras personas.

El ex participante del reality está acusado junto a Francisco Rolando Angelotti -sindicado como líder-, Raúl Ignacio Mermet Andrés Fernando Charpenet, quienes serían miembros de la organización.

En su declaración ante la justicia, el productor televisivo sostuvo: “Tengo familia, un sobrino nieto, un ahijado de trece años y me da asco todo lo que escuché. No puedo creer que puedan llegar a leer todo esto. Nunca en mi vida tuve una relación con un menor de edad, no se me ocurriría, por Dios”.

Los hechos habrían sucedido desde 1999 en la Ciudad de Buenos Aires y en las provincias de Buenos Aires y Misiones.

Dos víctimas habrían sido abusadas por Angelotti , quien además las habría ofrecido a terceros a cambio de dinero y les habría ofrecido material de abuso sexual infantil.

Mermet y Corazza habrían mantenido encuentros con las víctimas y Charpenet también habrían captado a menores con fines sexuales.

Marcelo Corazza estuvo detenido en Ezeiza desde el 23 de marzo pasado junto a Angelotti, Mermet y Charpenet.

Fuente: Crónica