Image default

Murió en combate un ucraniano que vivía en El Calafate y había viajado a su país por la guerra

Taras Kuzmin tenía 40 años y hacía 21 que vivía en la Argentina. En marzo regresó a su país para defenderlo del ataque ruso.

Taras Kuzmin, el ucraniano que había viajado a su país junto a su hermano para sumarse a la guerra contra Rusia, murió en combate. La noticia, que se conoció a última hora de este viernes, conmocionó a toda la provincia de Santa Cruz.

Es que Taras tenía 40 años y había llegado al sur de la Argentina, proveniente de Odesa, hace 21. Su papá fue el primero en arribar a la localidad santacruceña, donde participó de la ampliación de un reconocido hotel. Cuatro años después migraron él, su madre y su hermano menor, Nazar.

En El Calafate trabajó de remisero junto a su hermano y hasta supo formar una familia y hacer amigos. Su padre se volvió a Odesa hace unos años y hace ya tiempo lucha contra las secuelas de un ACV que padeció en Argentina.

La vida de Taras cambió el día que estalló la guerra entre Rusia y Ucrania. A partir de ahí no hubo vuelta atrás y con su hermano Nazar tomaron la decisión de volver a su patria a luchar contra la invasión rusa.

“Con lo que está pasando en mi país no puedo quedarme en mi casa. Yo no duermo tranquilo”, dijo Taras en una de las entrevistas previas al viaje. Su hermano Nazar fue por más: “Vamos a ir a pelear. La venganza será terrible”.

Taras en un alto del combate. Se conoció la triste noticia de su muerte. Se fue peleando. (Foto: gentileza Nuevo Día).
Taras en un alto del combate. Se conoció la triste noticia de su muerte. Se fue peleando. (Foto: gentileza Nuevo Día).

La novia del hombre de 40 años le había dejado un sentido mensaje en Facebook antes de su partida a Ucrania: “Amor, Dios te proteja y te cuide. Sabés que estoy acá esperándote para cumplir nuestros proyectos juntos. Sé que vas a volver porque tengo fe y me lo prometiste. Me duele todo esto, pero te entiendo que tenés que ir, sos muy valiente y eso hace que te ame más”.

Ya en el frente de combate los hermanos tuvieron varias comunicaciones con su familia y hasta llegaron a enviar fotografías de cómo estaban viviendo la guerra. Hasta que el viernes por la noche trascendió la noticia de la muerte de Taras.

“El cielo tiene reservado un lugar especial para aquellos que caen en la lucha por la libertad. Elevo una sentida oración en su memoria”, escribió un vecino del hombre en el El Calafate en su red social. Enseguida, hubo centenares de comentarios recordando a Taras.

Otro vecino, consternado por la noticia, escribió: “Que en paz descanses amigo Taras, mi más sentido pésame para toda su familia, en especial a su madre que está en Calafate y a su gran hermano y compañero Nazar”.

El amor hacia la Argentina: “Tengo más de argentino que de ucraniano”

Taras Kuzmin vivió más de la mitad de su vida en la Argentina, precisamente en El Calafate. Allí hizo amigos, generó una familia y sobre todas las cosas logró un sentimiento de pertenencia muy fuerte con el país.

“La patria es única. Tengo más de argentino que de ucraniano”, solía decir, según contaron en redes sociales sus vecinos, quienes aseguraron que era una persona amable y entradora.

Uno de los tantos mensajes de los vecinos de El Calafate, conmovidos por la muerte de Taras Kuzmin. (Foto: captura de Facebook).
Uno de los tantos mensajes de los vecinos de El Calafate, conmovidos por la muerte de Taras Kuzmin. (Foto: captura de Facebook).

En la previa a su viaje a Ucrania dejó una frase que grafica el amor que tenía por nuestro país: “Viví 21 años en Argentina y la quiero un montón. Gente tan amable y buena. Viví un año más aquí que en mi país”.

Finalmente, Taras murió en una guerra que todos los días se vuelve más cruel. En la última semana, el ejército ruso envió 50 misiles sobre Ucrania y el 80% de Kiev está sin agua. Además, hay cientos de ciudades ucranianas que no tienen suministro eléctrico.