Image default

Un motochorro fue baleado por un policía de civil 

Fue después de que intentara robar un maletín de un Volkswagen Gol blanco que estaba ingresando en una cochera. No estaba solo, pero sus cómplices huyeron

Un presunto motochorro fue baleado cerca del mediodía de este lunes en pleno microcentro de Rosario después de haber intentado robar un maletín de un Volkswagen Gol blanco que estaba ingresando en una cochera situada en San Martín al 500, una de las zonas más comerciales de la ciudad. El autor del disparo fue un agente de la Policía de Acción Táctica de 28 años que estaba de civil en el interior del auto.

El motochorro ingresó con custodia de la Brigada de Orden Urbano al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez. Tiene 24 años, domicilio en Tucumán, y fue asistido por una herida de arma de fuego en la región subescapular izquierda. En los estudios que se le hicieron posteriormente se pudo constatar que el proyectil dañó la columna vertebral y provocó reducción en la movilidad de las piernas y manos.

De acuerdo a los primeros relatos de testigos ante los medios locales, no estaba claro si el policía que disparó iba solo en el vehículo o si hacía de custodia de otra persona. En inmediaciones al lugar donde ocurrió el hecho funciona una financiera, según investigadores policiales.

Un dato que llegó a la propia Policía de Acción Táctica, donde se desempeña el presunto autor de los disparos, señalaba que en el VW Gol había tres personas en total. Pero cuando llegaron las fuerzas de seguridad y personal de emergencias médicas solo estaba el agente de 28 años de civil.

La causa es investigada por la fiscal de Homicidios Dolosos Gisela Paolicelli, quien ordenó a Gendarmería el levantamiento de vainas que había en el lugar, la toma de testimonios y el relevamiento de cámaras, que en esa zona hay públicas y privadas. Es probable que la investigación después pase a la unidad de Flagrancia.

Ante la falta de información oficial, vecinos dieron cuenta de que los motochorros eran entre tres y cuatro, se desplazaban en dos motos y atacaron el VW Gol blanco cuando estaba entrando a una cochera. No pudieron dar crédito con qué elemento rompieron la luneta trasera del coche en el que estaba el maletín, situación que desencadenó los disparos.

Las primeras declaraciones brindadas en el lugar por el presunto autor del disparo indicaron que abrió fuego al ver “un arma”. Sin embargo, no está confirmada la presencia de una pistola o revólver en manos de los delincuentes, situación que luego deberá ser revisada a través de las imágenes de las cámaras de la cuadra.

Los otros motochorros que estaban con el herido se dieron rápidamente a la fuga y no fueron detenidos.

Fuente: Infobae