Image default

Una joven en peligro fue asistida telefónicamente por un operador del 911

El trabajo de rescate se originó a raíz del llamado de una adolescente de 15 años, que se encerró en su habitación alertando que su hermano la quería agredir físicamente. Rápidamente, la Policía acudió a su domicilio y detuvo al agresor, Brahian O. de 19, quien tenía una orden de alejamiento hacia ella.

Los efectivos de la Comisaría 5.ª y el Centro Integral de Operaciones 911 trabajaron en conjunto para rescatar a una joven que estaba por ser agredida dentro de su vivienda, ubicada en el barrio Ñu Porá, quien cerca de las cuatro de la madrugada se comunicó con los policías, manifestando que se encontraba escondida en su habitación, porque un violento irrumpió en su casa para agredirla.

Entonces, inmediatamente el operador que habló con la menor, la calmó y con preguntas precisas, estableció la ubicación exacta de su vivienda y, sin cortar la llamada, alertó a las patrullas más cercanas, las cuales rápidamente acudieron al lugar. Una vez allí, detuvieron al individuo quien posee una orden de alejamiento hacia ella y su madre por violencia familiar.

Seguidamente, resguardaron a la damnificada y se comunicaron con la progenitora, quien realizó la denuncia. Por orden del Juzgado de Familia de Garupá, el detenido fue alojado en la dependencia policial, donde se continuaron con los trámites legales correspondientes.